Bienvenido a tu portal - VOCES DE LA HISTORIA.



"Escucha las voces que te hablan, queriendo contar su historia" C.D.M.

Visitas

El adiós del soldado



Como sucedió con muchas canciones que son parte de la historia de América Latina, "El adiós del soldado", tiende a ser controversial debido a su origen; ya que se creía que era propiedad de Agustín Lara, sin embargo es anónima y muy antigua. Su género es de habanera y es disputada por Cuba, México (justificada en los hechos de la revolución mexicana) y Bolivia. No obstante, actualmente se sabe que la letra pertenece al colombiano José María Garavito que la escribió como "Volveré mañana", y comúnmente se acepta que la música pertenece al cubano Jorge Anckermann quien por su parte la llamó "El soldado". Esta canción es una interpretación épica, donde se narra la historia de un joven militar que se despide de su prometida "al pie de una ventana"; sin saberlo, ese momento se tornará en una virtual despedida. Al regreso al campo de batalla, el joven militar, fiel a su causa pierde la vida ante el bando enemigo. Una larga lista de cantantes han tenido la oportunidad de entornar la melodía: los hermanos Záizar, la guitarra del maestro Bibriesca, el Mariachi Vargas, el Trío Calavera, Luis Pérez Meza, Javier Solís, Vicente Fernández, Lucha Villa, Linda Ronstand, Silvio Rodríguez, entre otros. En la estrofa que recita: "Horas después cuando la negra noche, cubrió de luto el campo de batalla, a la luz de un ¡viva!, Pálido y triste un joven expiraba"; la palabra "viva" es incorrecta, siendo la que debería emplearse "vivac", que es el lugar donde los soldados vivaquean o duermen al raso.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada